miércoles, septiembre 27, 2006

Rojo sabor a cereza

Hago un pequeño paréntesis en "Los regalos de la muerte" y pongo un relato cortito e independiente :D

Rojo sabor a cereza

Hoy vas a encontrarte con la mujer a la que amas, esa que te señala con el dedo índice y te dice: “Lo importante eres tú”. Y te lo dice con amor, con una sonrisa en la boca, tan roja como una cereza, que haría palidecer el más bello color. Hoy vas a encontrarte con ella y vas a abrazarla, a acariciarla como a ella le gusta, vas a amarla y besarla como sólo tú sabes hacer. Vas caminando por la desértica calle, ya estás a pocos metros de ella y de repente te pones nervioso, te emocionas tanto que te pones a hacer pequeñas estupideces, como saltar con los pies juntos de la acera a la calle y luego otra vez a la acera, como un niño pequeño que está a punto de descubrir un año más su regalo de reyes. De pronto no sabes qué hacer con las manos, si metértelas en los bolsillos, cruzarte de brazos, ponerlas en la espalda, y en todos lados te resultan incómodas y molestas y entiendes que es porque deben estar cogiendo las manos que amas, las de Alicia. Ya estás en la puerta y tu cabeza empieza a palpitar de la emoción, te pones nervioso pero te intentas tranquilizar… “Soy lo más importante para ella”, se dice.

¡Ahí está! Tus ojos se encienden con la emoción, ¡está ahí! – repites – Te vas corriendo como loco a abrazarla, a darle todo tu amor, toda tu pasión… pero ella se asusta al verte, grita y se aparta, y un hombre de casi 2 metros con mirada de tigre te empuja y te hace casi caer. “¿Qué coño crees que estás haciendo?” te dice… Tú tragas saliva, contienes la respiración y le contestas, “soy lo más importante para ella”.

Ja, ja, ja, ¡Otro loco con el mismo cuento! Te dice burlándose de ti, empujándote de nuevo y haciéndote caer esta vez y te deja tirado en el suelo, triste, y preguntándote por qué Alicia te dice desde el otro lado de la pantalla de la televisión, señalándote con el dedo índice, que eres lo más importante para ella.

2 comentarios:

flux dijo...

Entenderás ahora por qué veo tan poco la televisión...
Muas!!!

Luis le Grand dijo...

excelente!